[1] Eucomed, The burden of wounds on EU healthcare systems, EWMA 2009. [2] EPUAP, Patient safety across Europe: the perspective of pressure ulcers, 2017. [3] European Commission, The costs of unsafe care and the cost effectiveness of patient safety programmes in healthcare systems in the EU Member, 2016. [4] OECD, The Economics of Patient Safety: Strengthening a value-based approach to reducing patient harm at national level, 2017. [5] NPUAP, EPUAP, PPPIA International Pressure Ulcer Guidelines, 2014. [6] McInnes, Jammali-Blasi, Bell-Syer, Dumville, Cullum, Support surfaces for pressure ulcer prevention, Cochrane database of systematic reviews, 2008.

Acontecimientos comunes a los establecimientos sanitarios, y afectando hasta el 20% de los pacientes, particularmente entre los más vulnerables [1], las úlceras por presión se consideran como una gran carga tanto para la calidad de vida llevando dolor inútilmente, como para el presupuesto sanitario [2].

El costo de la prevención de las úlceras por presión es 3,6 veces inferior al costo de su tratamiento. La prevención de las úlceras por presión queda una cuestión económica fundamental. La reducción de una semana de hospitalización representa una economía potencial de 9000 €, considerando que el 50% hasta el 80% de las úlceras por presión son de origen nosocomial [3].

El costo global del tratamiento de la úlcera por presión puede superar el 4% de los gastos sanitarios anuales de un país [4].

Arexan ofrece superficies de soporte que satisfacen las necesidades de la persona y contribuye a  realizar una prevención completa y económicamente satisfactoria de la úlcera por presión, en  la base de factores clínicos como la inmovilidad y la inacción, la necesaria gestión del microclima y la reducción del cizallamiento, talla y peso de la persona, el riesgo de desarrollar úlceras por presión [5].

Para la totalidad de la gama de los  productos Arexan, la redistribución máxima de la presión de interfaz y la reducción del cizallamiento, la terapia de baja presión y las amplitudes de presión limitadas, la concepción optima de las superficies de soporte  y el escogido minucioso de materiales, mantienen la mejor viabilidad tisular posible a fin de aumentar una mejor prevención de las úlceras por presión [6].

-> Ver los productos para la prevención de las úlceras por presión:

[1] Eucomed, The burden of wounds on EU healthcare systems, EWMA 2009. [2] NPUAP, EPUAP, PPPIA International Pressure Ulcer Guidelines, 2014.

En Europa la prevalencia de las úlceras por presión es de 2 hasta 4 por 1000 personas y afecta aproximadamente a 2 millones de personas, 20% hasta 25% de las camas están ocupadas por personas que tienen úlceras por presión [1].

El tiempo medio para curar úlceras por presión es de 224 días.

Si la úlcera por presión no se puede curar a pesar de cuidados adecuados y completos o si se sospecha una lesión tisular profunda, una de las estrategias a considerar es de escoger un colchón que tenga mejores resultados en la redistribución de presiones, reducción del cizallamiento y control del microclima [2].

La gama Arexan provee un entorno sanitario especialmente escalonado para satisfacer las necesidades en tratamiento relacionado con la presión, el cizallamiento, el microclima, el numero, el grave estado y la localización de las úlceras por presión existentes o al descargo y a la reperfusión del tejido isquémico y erosionado.

El sistema exclusivo de distribución de aire del colchón de aire CliniPro™ permite desinflar hasta la presión cero, cualquiera celda individualmente y, específicamente, en las zonas con riesgo mayor y/o en las úlceras por presión existentes [2].

-> Ver los productos para el tratamiento de las úlceras por presión:

[1] NPUAP, EPUAP, PPPIA International Pressure Ulcer Guidelines, 2014. [2] Cadue, Karolewicz, Tardy, Barrault, Robert, Pourrat, Prevention of hell pressure sores with a foam body-support device, 2008. [3] Donnelly, Winder, Kernohan, Stevenson, An RCT to determine the effect of a heel elevation device in pressure ulcer prevention post-hip fracture, 2011. [4] Romero, Cornejo, Galvez, Llanos, Tobar, Berasain, Arellano, Larrondo, Castro, Extended prone positioning ventilation in severe acute respiratory distress syndrome: a pilot feasibility study, 2009. [5] Huber et al., Popliteal vein compression under general anesthesia, 2009.

El reposicionamiento y la movilización temprana ayudan la prevención y el tratamiento de las úlceras por presión, reduciendo la duración y la intensidad de la presión en las zonas vulnerables. Además, la movilización temprana y el reposicionamiento contribuyen al confort, higiene, dignidad y la capacidad funcional [1].

Incluso cuando se utiliza una superficie redistribuyendo las presiones, un importante  punto de interés en la practica clínica es evitar las presiones elevadas en la protuberancia posterior del talón y en el tendón de Aquiles [2].

Las celdas de aire de los colchónes CliniPro™, CliniOne™, PrevaCair™ desinflables selectivamente, desencargan los puntos de presión en los talones (concepto de los” talones flotantes”) [1,3] y, con el colchón de aire CliniPro™, en las zonas de riesgo en posición tumbado en la espalda, así como en la cara y el cuerpo en la posición prona.

La terapia de posición ventral esta utilizada para mejorar el intercambio gaseoso pulmonaria y para reducir la tasa de neumonías a la ventilación asistida para  las personas gravemente enfermas [4].

El modo de presión máxima del CliniPro™ ayuda también al transfer y reposicionamiento del paciente y el modo en posición sentada aumenta  la presión de aire en las celdas para facilitar la posición sentada.

El colchón de espuma viscoelástico CliniForm™ y el colchón híbrido CliniPremium™ tienen la capacidad de doblar ligeramente la rodilla (5°) y también  prevenir la compresión de la vena poplítea y el riesgo elevado de trombosis venosa profunda [5]. Ambos tienen bordes firmes que ayudan el autocentrado y mejoran la estabilidad a la entrada o a la salida de la cama.

-> Ver los productos para movilización temprana y cambios posturales:

[1] Regan, Teasell, Keast, Aubut, Foulon, Mehta, Spinal cord injury rehabilitation evidence, 2010. [2] Rosenthal, Felton, Nastasi, Naliboff, Harker, Navach, Healing of advanced pressure ulcers by a generic total contact seat: 2 randomized comparisons with low air loss bed treatments, 2003. [3] NPUAP, EPUAP, PPPIA International Pressure Ulcer Guidelines, 2014.

Mientras que el nuevo posicionamiento en el asiento es importante en la reducción de los riesgos de la inmovilidad, facilitando la alimentación y la respiración y favoreciendo la reeducación y la salud general, la piel y los tejidos blandos soportan presiones elevadas, particularmente en las zonas del cóccix, del sacro y de los isquiones [1].

En consecuencia, los riesgos y los beneficios de la posición sentada prolongada siempre están sopesados con la salud física y emocional [2].

Una evaluación compleja por un especialista de la postura sentada es a menudo necesaria para prescribir las técnicas de posicionamiento y los horarios adaptados en posición sentada [3].

Por otra parte, una posición sentada y un enfoque de nuevo posicionamiento en seguridad tienen ventajas múltiples: respiratorios, digestivos, urológicos, fisiológicos y socio-psicológicos, para mencionar sólo algunos unos.

Para las personas a movilidad reducida sentadas a la butaca, el cojín de asiento de aire dinámico CliniMove™ da la autonomía, una postura sentada adecuada, una nueva distribución de las presiones eficaces y la estabilidad que impide resbalar adelante [3].

De hecho, los beneficios de la redirección y de la descarga de las presiones no son compensados por una inestabilidad y una cizalladura potenciales.

-> Ver los productos para la postura a la butaca en seguridad y el nuevo posicionamiento:

[1] Angelidis, Lidman, Sjöberg, Thorfinn, Pressure alone increases tissue temperature, 2009. [2] Wounds International, International Review, Pressure ulcer prevention: pressure, shear and microclimate in context, 2010. [3] NPUAP, EPUAP, PPPIA International Pressure Ulcer Guidelines, 2014.

El calor aumenta el metabolismo, provoca la transpiración y disminuye la tolerancia de los tejidos a la presión [1].

Toda superficie en contacto con la piel, con arreglo a su naturaleza y con arreglo a su tipo de funda, puede potencialmente afectar el microclima [2].

Arexan ofrece superficies especializadas que permiten el intercambio de aire y modifican el microclima de la piel cambiando la tasa de evaporación de la humedad y la tasa de disipación del calor de la piel [3].

La utilización de tejidos respirantes en los productos Arexan, incluido el intercalar 3D,  combinada a la circulación de aire entre las celdas y la disipación térmica reducen los efectos de la acumulación del calor y de la maceración de la piel con los colchónes de aire CliniPro™, CliniOne™ y PrevaCair™ los  colchónes híbridos CliniPremium™ y PrevaFlex™ o el cojín de asiento de aire dinámico CliniMove™, mientras que los contactos de espuma y la estructura a celdas abiertas de la espuma a memoria de forma del colchón de espuma viscoelástico CliniForm™ contribuyen al microclima de la piel.

-> Ver los productos para la reducción de la maceración de la piel:

[1] Dallam, Smyth, Jackson, Krinsky, O’Dell, Rooney, Badillo, Amella, Ferrara, Freeman, Pressure ulcer pain: assessment and quantification, 1995. [2] Szor, Bourguignon, Description of pressure ulcer pain at rest and at dressing change, 1999. [3] Bale, Dealey, Defloor, Hopkins, Worboys, The experience of living with a pressure ulcer, 2006. [4] Spilsbury, Nelson, Cullum, Iglesias, Nixon, Mason, Pressure ulcers and their treatment and effects on quality of life, 2007. [5] Alvarez, Meehan, Ennis, Thomas, Ferris, Kennedy, Rogers, Bradley, Baker, Fernandez-Obregon, Rodeheaver Chronic wounds: palliative management for the frail population, 2002. [6] Peterson, Schwab, McCutcheon, van Oostrom, Gravenstein, Caruso, Effects of elevating the head of bed in volunteers, 2008. [7] Rithalia, Pressure sores: which foam mattress and why? 1996. [8] NPUAP, EPUAP, PPPIA International Pressure Ulcer Guidelines, 2014.

Las úlceras por presión hacen sufrir sin interrupción, hasta al descanso [1, 2, 3, 4].

La gestión del dolor implica el nuevo posicionamiento, incluido entre las personas en cuidados paliativos, y, en el caso de las úlceras crónicas, la contribución de diversos profesionales de la salud [5].

Arexan concede una gran importancia del bienestar y de la dignidad de la persona así como de la gestión del dolor.

La terapia presión baja de los colchónes de aire CliniPro™, CliniOne™ y PrevaCair™ y de los colchónes híbridos CliniPremium™ y PrevaFlex™ aumenta la comodidad reduciendo la presión de interfaz y utilizando tejidos a fricción débil. Su diseño específico articulado impide que la piel y la superficie de soporte sean excesivamente arrastradas y estiradas una contra la otra cuando las secciones de la cama están levantadas. El dolor de la fricción y de la cizalladura es reducido así [6].

La construcción a contactos en espuma a memoria de forma así como los recortes inferiores del colchón a espuma viscoelástico CliniForm™ aumentan también la comodidad y limitan el dolor que resulta del cizallamiento y de la fricción [7].

El cojín de asiento de aire dinámico CliniMove™ ayuda a mejorar la comodidad y prevenir las consecuencias de los desórdenes posturales, incluidos los puntos dolorosos de presión [8].

-> Ver los productos para el alivio del dolor: